Blog sobre Reclamaciones Tributarias

Artículos del blog Reclaim donde podrás conocer las últimas noticias sobre reclamaciones tributarias.

ANULACIÓN/DEVOLUCIÓN DE LA PLUSVALÍA MUNICIPAL SEGÚN EL T. SUPREMO.

  

 

 

Tres son las consideraciones últimas . En relación con la PLUSVALÍA MUNICIPAL, el Alto Tribunal ha valorado en su Fundamento nº 5  de la sentencia de JULIO sobre la actuación del contribuyente ante una situación de inexistencia de incremento del valor del terreno urbano transmitido , con la consiguiente obtención de una minusvalía :

 

1.- “Corresponde al obligado tributario probar la inexistencia de incremento de valor del terreno onerosamente transmitido,… “

2.-” Para acreditar que no ha existido la plusvalía gravada por el IIVTNU podrá el sujeto pasivo:

 a) ofrecer cualquier principio de prueba, que al menos indiciariamente permita apreciarla , como es la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión que se refleja en las correspondientes escrituras públicas.

b) optar por una prueba pericial que confirme tales indicios; o, en fin,

c) emplear cualquier otro medio probatorio ex artículo 106.1 LGT que ponga de manifiesto el decremento de valor del terreno transmitido y la consiguiente improcedencia de girar liquidación por el IIVTNU

3.- “Aportada -según hemos dicho, por cualquier medio- por el obligado tributario la prueba de que el terreno no ha aumentado de valor, deberá ser la Administración la que pruebe en contra de dichas pretensiones para poder aplicar los preceptos del TRLHL que el fallo de la STC 59/2017 ha dejado en vigor en caso de plusvalía”.

Os animamos a presentar la autoliquidación del impuesto a CERO EUROS, y en caso de presentada reclamar todos los INGRESOS INDEBIDOS*

Saludos.

(* ) Y es válido tanto para las futuras liquidaciones de este impuesto, como de las liquidaciones anteriores que no hayan prescrito en los cuatro años anteriores, a la fecha de la sentencia del TRIBUNAL SUPREMO dictada el 11 de MAYO de 2017.

 

SALUDOS.-

TFNO.: 656505924

Leer artículo

El Tribunal Supremo determina el alcance de la sentencia del Constitucional sobre la plusvalía

 

 

La sentencia de 09 de Julio de 2018,  matiza los requisitos que han de cumplir los contribuyentes para la NO SUJECIÓN de la denominada PLUSVALÍA MUNICIPAL. Siempre en los casos donde se demuestre que no ha existido incremento del valor del terreno urbano.

Y es válido tanto para las futuras liquidaciones de este impuesto, como de las liquidaciones anteriores que no hayan prescrito en los cuatro años anteriores, a la fecha de la sentencia del TRIBUNAL SUPREMO dictada el 11 de MAYO de 2017.

Básicamente tres son las consideraciones de esta nueva sentencia para acreditar la inexistencia la PLUSVALÍA MUNICIPAL:

“En este sentido, son constitucionales y resultan, pues, plenamente aplicables, en todos aquellos supuestos en los que el obligado tributario no ha logrado acreditar (…) que la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título (o la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos) no ha puesto de manifiesto un incremento de su valor o, lo que es igual, una capacidad económica susceptible de ser gravada con fundamento en el artículo 31.1 CE”.

De otra parte, entiende que “el artículo 110.4 del TRLHL, sin embargo, es inconstitucional y nulo en todo caso (inconstitucionalidad total) porque, como señala la STC 59/2017, ‘no permite acreditar un resultado diferente al resultante de la aplicación de las reglas de valoración que contiene’, o, dicho de otro modo, porque ‘impide a los sujetos pasivos que puedan acreditar la existencia de una situación inexpresiva de capacidad económica (SSTC 26/2017, FJ 7, y 37/2017, FJ 5)’”.

 

En relación con la prueba de la inexistencia de una plusvalía real y efectiva obtenida en la transmisión del terrero, considera el tribunal, en primer lugar, que corresponde “al obligado tributario probar la inexistencia de incremento de valor del terreno onerosamente transmitido”; en segundo término, que para acreditar que no ha existido la plusvalía gravada por el IIVTNU “podrá el sujeto pasivo ofrecer cualquier principio de prueba, que al menos indiciariamente permita apreciarla” (como es, por ejemplo, la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión que se refleja en las correspondientes ESCRITURAS PÚBLICAS; y, en tercer lugar, en fin, que aportada “por el obligado tributario la prueba de que el terreno no ha aumentado de valor, deberá ser la Administración la que pruebe en contra de dichas pretensiones para poder aplicar los preceptos del TRLHL que el fallo de la STC 59/2017 ha dejado en vigor en caso de plusvalía”.

Finalmente, considera el tribunal que en la medida en que la existencia de una plusvalía real y efectiva resulta perfectamente constatable sobre la base del empleo de los medios de comprobación que establece la Ley General Tributaria en los artículos 105 y siguientes, medios que permiten rechazar que la norma autorice a la Administración para decidir con entera libertad el valor real del terreno onerosamente transmitido, no existe -en los casos en los que se liquida- vulneración de la reserva de ley tributaria recogida en los artículos 31.3 y 133.1 CE, ni quiebra alguna del principio de seguridad jurídica (art. 9.3 CE).

 

DESDE ESTA WEB OS ANIMAMOS A RECLAMAR LA PLUSVALÍA: AÚN ESTÁN EN PLAZO PARA PODER RECUPERAR SU DINERO!!!.

 

 

TFNO.: 656505924

Leer artículo

RECLAME LA PLUSVALÍA MUNICIPAL

 

 

 

    ¡¡¡ATENCIÓN  PARTICULARES Y PROMOTORES INMOBILIARIOS!!! :

  RECLAME  LA PLUSVALÍA MUNICIPAL INDEBIDAMENTE COBRADA

 

EL TRIBUNAL  CONSTITUCIONAL  OBLIGA A LOS AYUNTAMIENTOS A DEVOLVER  LO COBRADO SI SE DEMUESTRA QUE NO HA HABIDO  AUMENTO  EN EL VALOR  DEL INMUEBLE  OBJETO DE TRANSMISIÓN  EN LA VENTA  O HERENCIA.

“Deben declararse inconstitucionales y nulos, en consecuencia, los arts. 107.1 y 107.2 a) LHL, únicamente en la medida en que someten a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica» (SSTC 26/2017, FJ 7; y 37/2017, FJ 5)”.

¡RECUERDE!: TIENE  4  AÑOS PARA RECLAMAR  DESDE  QUE PAGÓ  LA PLUSVALÍA MUNICIPAL.

                             info@reclamacionestributarias.es

www.reclamacionestributarias.es                                                Tfno.:656505924

 

 

Leer artículo

¡¡¡Atención particulares y promotores inmobiliarios!!! : reclame la plusvalía municipal indebidamente cobrada.

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL OBLIGA A LOS AYUNTAMIENTOS A DEVOLVER LO COBRADO SI SE DEMUESTRA QUE NO HA HABIDO AUMENTO EN EL VALOR DEL INMUEBLE OBJETO DE TRANSMISIÓN EN LA VENTA O HERENCIA.
“Deben declararse inconstitucionales y nulos, en consecuencia, los arts. 107.1 y 107.2 a) LHL, «únicamente en la medida en que someten a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica» (SSTC 26/2017, FJ 7; y 37/2017, FJ 5)”.

Leer artículo

Otra sentencia contra la plusvalía municipal

 

 

Un juzgado de Cantabria dictó en 2017 en contra de la aplicación de la plusvalía a un contribuyente que se le liquido dicho impuesto por encima de los 7.000 €. El juez,  basándose en la  sentencia del T. Constitucional de Mayo de 2017, recuerda que los preceptos de dicho impuesto quedan expulsados del ordenamiento jurídico , al no poder sustanciarse de un forma realista si existe incremento de valor del terreno urbano y en caso que lo fuere, cuál sería dicho valor

Un saludo.

Desde esta web os animamos a reclamar la plusvalía municipal.

Consulta gratuita: tfno. 619816916

Un saludo

Leer artículo

Algunas conclusiones sobre sentencia de la plusvalía: T.S.J. Madrid 2017

 

 

Son muchos los contribuyentes que, con motivo de la venta de un inmueble —o al recibir una herencia—, se han visto obligados a pagar el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (IITNU) – plusvalía municipal- y ahora podrán intentar reclamar su devolución incluso si dicha operación les generó una ganancia.

Aunque no se trata de una cuestión pacífica, al menos así lo entiende el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que en una sentencia conocida a principios de agosto —apenas tres meses después de que el Tribunal Constitucional dictaminara que nadie deberá pagar este tributo municipal cuando en la venta de un inmueble urbano se hayan generado pérdidas en el valor del suelo—, anulaba la plusvalía en la que el contribuyente no había probado suficientemente la existencia de dicha pérdida, al dictaminar que tras la sentencia del Tribunal Constitucional y mientras que el legislador no regule el nuevo régimen legal aplicable —y, en concreto, determine la forma en la que se debe cuantificar el impuesto—, las liquidaciones de la plusvalía municipal giradas con base en una normativa declarada nula e inconstitucional son nulas de pleno derecho.

La doctrina del TSJM considera que, al declarar inconstitucionales y nulos los artículos 107.1, 107.2 a) y 110.4, de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que regulan el cálculo de la base imponible cuando se produce la transmisión de un inmueble de naturaleza urbana y la gestión tributaria del impuesto, y dejarlos sin efecto, el Tribunal Constitucional ha eliminado las reglas o herramientas que existían para calcular la eventual existencia de dicha plusvalía municipal, una competencia que algunos tribunales, como en este caso el TSJM, no están dispuestos a asumir (dado que el Tribunal Constitucional considera, y así lo ha señalado expresamente, que dicha función corresponde al legislador).

De acuerdo con esta doctrina del TSJM, los jueces no podrían valorar si se ha producido o no un incremento de valor en el terreno, al no tener una norma legal que se lo permita, y, por lo tanto, para concluir si existe hecho imponible o no, dado que ello implicaría continuar haciendo lo que expresamente el Tribunal Constitucional ha rechazado, es decir, “ … dejar al arbitrio del aplicador de la norma tanto la determinación de los supuestos en los que nace la obligación tributaria como la elección del modo de llevar a cabo la determinación del eventual incremento o decremento de valor”.Con base en esta doctrina, por lo tanto, cualquier plusvalía satisfecha en los últimos años se podría recurrir, siempre y cuando el periodo para instar la impugnación no haya transcurrido. De hecho, de acuerdo con esta doctrina del TSJM, hasta que la ley no se reforme por el legislador, no existe un mecanismo que permita determinar la existencia del hecho imponible del impuesto ni que permita calcular la base imponible del mismo y, por tanto, cualquiera que venda un inmueble antes de que dicha reforma entre en vigor podría acudir a los tribunales con estos mismos argumentos”, añaden.
La sentencia del TSJM así lo recoge, al declarar que “la liquidación debe ser anulada, en cuanto girada en aplicación de preceptos expulsados del ordenamiento jurídico, cuyo resultado no puede ser reexaminado a la vista del resultado de prueba pericial .

Algunos juzgados han interpretado de manera similar la sentencia del Tribunal Constitucional, y otros han fallado igualmente a favor del contribuyente, interpretando, por ejemplo, que el impuesto debe devolverse cuando existe una pérdida pero que en estos casos, y tras la sentencia del Tribunal Constitucional, es el ayuntamiento quien debe probar, y no el contribuyente, la existencia de un incremento real en el valor del inmueble. Es decir, no sería el contribuyente quien debe demostrar que hubo pérdida para recuperar su dinero, sino que son los ayuntamientos los que deben demostrar que hubo ganancia para poder cobrarlo”.

Estamos a vuestra disposición para cualquier consulta, sin ningún compromiso.
Un saludo.

Leer artículo

Son muchos los contribuyentes que, con motivo de la venta de un inmueble —o al recibir una herencia—, se han visto obligados a pagar el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (IITNU) – plusvalía municipal- y ahora podrán intentar reclamar su devolución incluso si dicha operación les generó una ganancia.

Aunque no se trata de una cuestión pacífica, al menos así lo entiende el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que en una sentencia conocida a principios de agosto —apenas tres meses después de que el Tribunal Constitucional dictaminara que nadie deberá pagar este tributo municipal cuando en la venta de un inmueble urbano se hayan generado pérdidas en el valor del suelo—, anulaba la plusvalía en la que el contribuyente no había probado suficientemente la existencia de dicha pérdida, al dictaminar que tras la sentencia del Tribunal Constitucional y mientras que el legislador no regule el nuevo régimen legal aplicable —y, en concreto, determine la forma en la que se debe cuantificar el impuesto—, las liquidaciones de la plusvalía municipal giradas con base en una normativa declarada nula e inconstitucional son nulas de pleno derecho.

La doctrina del TSJM considera que, al declarar inconstitucionales y nulos los artículos 107.1, 107.2 a) y 110.4, de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que regulan el cálculo de la base imponible cuando se produce la transmisión de un inmueble de naturaleza urbana y la gestión tributaria del impuesto, y dejarlos sin efecto, el Tribunal Constitucional ha eliminado las reglas o herramientas que existían para calcular la eventual existencia de dicha plusvalía municipal, una competencia que algunos tribunales, como en este caso el TSJM, no están dispuestos a asumir (dado que el Tribunal Constitucional considera, y así lo ha señalado expresamente, que dicha función corresponde al legislador).

De acuerdo con esta doctrina del TSJM, los jueces no podrían valorar si se ha producido o no un incremento de valor en el terreno, al no tener una norma legal que se lo permita

De acuerdo con esta doctrina del TSJM, los jueces no podrían valorar si se ha producido o no un incremento de valor en el terreno, al no tener una norma legal que se lo permita, y, por lo tanto, para concluir si existe hecho imponible o no, dado que ello implicaría continuar haciendo lo que expresamente el Tribunal Constitucional ha rechazado, es decir, “ … dejar al arbitrio del aplicador de la norma tanto la determinación de los supuestos en los que nace la obligación tributaria como la elección del modo de llevar a cabo la determinación del eventual incremento o decremento de valor”.
Con base en esta doctrina, por lo tanto, cualquier plusvalía satisfecha en los últimos años se podría recurrir, siempre y cuando el periodo para instar la impugnación no haya transcurrido. De hecho, de acuerdo con esta doctrina del TSJM, hasta que la ley no se reforme por el legislador, no existe un mecanismo que permita determinar la existencia del hecho imponible del impuesto ni que permita calcular la base imponible del mismo y, por tanto, cualquiera que venda un inmueble antes de que dicha reforma entre en vigor podría acudir a los tribunales con estos mismos argumentos”, añaden.
La sentencia del TSJM así lo recoge, al declarar que “la liquidación debe ser anulada, en cuanto girada en aplicación de preceptos expulsados del ordenamiento jurídico, cuyo resultado no puede ser reexaminado a la vista del resultado de prueba pericial alguna”.Un aluvión de reclamaciones !!!

Algunos juzgados han interpretado de manera similar la sentencia del Tribunal Constitucional, y otros han fallado igualmente a favor del contribuyente, interpretando, por ejemplo, que el impuesto debe devolverse cuando existe una pérdida pero que en estos casos, y tras la sentencia del Tribunal Constitucional, es el ayuntamiento quien debe probar, y no el contribuyente, la existencia de un incremento real en el valor del inmueble. Es decir, no sería el contribuyente quien debe demostrar que hubo pérdida para recuperar su dinero, sino que son los ayuntamientos los que deben demostrar que hubo ganancia para poder cobrarlo”.

Estamos a vuestra disposición para cualquier consulta, sin ningún compromiso.
Un saludo.

Leer artículo

Plusvalía municipal: el Tribunal Supremo confirma en parte al Tribunal Constitucional

 

Madrid, 19 de Julio de 2017

 

 

Otro fallo sobre el impuesto de la llamada plusvalía municipal a favor del contribuyente.

 

El Tribunal Supremo , tras el fallo en contra de un recurso promovido por el Ayuntamiento de Cuenca, en el que solicitaba declarar como doctrina legal el cálculo de la Ley de Haciendas Locales, resalta la imposibilidad de aplicar dicha fórmula de cálculo en impuesto de la plusvalía, como se venía haciendo hasta ahora, y se abre la puerta a la reclamación por las liquidaciones ya realizadas.

 

En septiembre de 2010, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Cuenca consideró por primera vez que un contribuyente podía autoliquidar el impuesto utilizando una fórmula de cálculo distinta a la prevista en la Ley (artículo 107 de la Ley de Haciendas Locales-LHL), en base a un informe pericial  que justificara de forma matemática dicho incremento/decremento. Esta sentencia fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, en Abril de 2012.

Hoy en día son varios  Juzgados los que viene dando la razón a los contribuyentes que formulan la inaplicabilidad del cálculo según la Ley de Haciendas Locales.

En el recurso de casación , el  Ayuntamiento solicitó que por el Tribunal Supremo se declarase como doctrina legal el que la interpretación correcta del artículo 107 de la LHL es la de que la base imponible del impuesto de plusvalía municipal se obtiene aplicando un coeficiente de incremento sobre el valor catastral, de acuerdo con la siguiente fórmula: Valor del suelo x [(nº de años) x (% de incremento)].

RESULTADO:

El Tribunal Supremo acaba de declarar que no ha lugar al recurso de casación en interés de Ley planteado, rechazando la doctrina legal pretendida por el Ayuntamiento de Cuenca.

Lógicamente, el T.Supremo ha considerado   la sentencias del Tribunal Constitucional recaídas hasta la fecha, y que han afectado tanto a normativa Foral –inicialmente en Guipúzcoa y Alava      – y posteriormente a nivel  estatal (sentencia de 11 de mayo de 2017), en la medida en que sometan a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor.

 

Tal y como está planteada dicha fórmula, se gravarían situaciones en las que no se ha manifestado capacidad económica alguna.

La sentencia recalca la imposibilidad de aplicar la fórmula de cálculo como se venía haciendo hasta ahora. Es decir, de forma general y a todas las transmisiones que se realizaran. A partir de ahora, debe interpretarse en clave constitucional, respetando el principio de capacidad económica.

Por otro lado, ni los Ayuntamientos ni los Juzgados, tal y como han declarado varios Juzgados de lo Contencioso-Administrativo (Santander, León, Zaragoza, La Coruña), son competentes para decidir cuándo ha existido incremento de valor y cuándo no, a efectos de gravar el impuesto. Esta misión sólo corresponde al legislador.

En resumen , la sentencia del Supremo declara la imposibilidad de aplicar la fórmula de cálculo del impuesto toda vez que se demuestre la inexistencia de incremento de valor del inmueble.

Con todo ello, esto permitirá a todos los contribuyentes  la posibilidad de reclamar  dentro del plazo de prescripción ( cuatro años desde la liquidación del  impuesto ), las cantidades indebidamente ingresadas.

Os animamos desde  esta web , a formular la petición o consulta de vuestro caso en concreto.

Un saludo.

 

info@reclamacionestributarias.es

www.reclamacionestributarias.es

Leer artículo